domingo, 4 de diciembre de 2016

ANÁLISIS DEL CASO 4. Detección Temprana (MOOC CONVIVIENCIA)

SITUACIÓN
Se trata de un grupo de alumnos escolarizados en la ESO Y con 14 años. El grupo número 3 presentaba un acoso escolar hacia 4 de los alumnos: alumno 26, 34, 53 y 16. Se han entrevistado a 64 alumnos donde el 58% son chicas.

El ambiente en el grupo, según la declaración de los propios alumnos es bastante bueno, ya que una gran mayoría se siente a gusto y tiene bastantes amigos. Hay algunos conflictos y el orden del aula es medio.

Existen 4 alumnas y 1 alumno de los que se valora su amabilidad, su respeto y su capacidad de ayuda.

Varios alumnos, concretamente 21 testigos, declaran que el compañero número 26 está en riesgo de sufrir bullying, piensan que es rechazado y que se le aísla, le insultan alguna vez y le molestan por el móvil alguna vez. No hay agresión física.
Este alumno manifiesta que no tiene amigos, lo pasa mal, no sabe defenderse y lo ven diferente.

INTERVENCIÓN
Hablar con el alumno en cuestión para valorar como se siente. Hablar con los testigos para conocer sus emociones al respecto y por qué se sienten así.
Es probable que no se produzca una comunicación abierta y sincera dadas las características de los alumnos de estas edades, pero trataremos de entablar un diálogo abierto y sin censura ni juicio.

Se propondrá una o dos sesiones de tutoría con el grupo de alumnos en los que se informe al grupo de las situaciones de acoso, abordando también los valores básicos de convivencia en democracia.

Evitar el aislamiento del alumno 26:
Se propondrán actividades de cooperación y colaboración en las diferentes áreas donde el alumno 26 trabaje con los alumnos más valorados por sus actitudes positivas.
Se tendrá en cuenta que su único apoyo que es su compañera de mesa, esté en algunas ocasiones con él y otras no.
Aprovecharemos estas dinámicas para apoyar a los alumnos 34, 53 y 16, ya que presentan un número de rechazos bastante alto.
Se buscará que todos los grupos estén formados por chicos y chicas en la misma proporción.

Estás actividades de cooperación y colaboración se evaluarán por cada alumno con una ficha en la que se recogerá: emociones, eficacia del trabajo, organización del grupo, aceptación por parte del grupo, reparto del trabajo, entendimiento entre todos.

Así mismo el profesor rellenará una ficha con ítems para evaluar el rendimiento y la forma de actuar del grupo para llegar a soluciones.

Es imprescindible que en el área de EF se observe y se favorezca la interrelación de este alumno con sus iguales.

Se tendrá en cuenta su opinión para asignarle un compañero/ros de mesa.

SEGUIMIENTO
Se analizarán las opiniones volcadas por los alumnos en su trabajo por equipos.
Se analizará los registros del profesorado en estas actividades prestando atención a los alumnos 26, 34, 53 y 16.
A los 3 meses se realizará un sociograma sencillo con las preguntas: ¿Con quién quieres sentarte? ¿Con quién no sueles hablar nunca?

jueves, 17 de noviembre de 2016



Partimos de un caso de victimización de tipo pasivo, en el que un pequeño grupo de alumnos por su situación en el grupo -clase y sus pocas habilidades sociales están en un alto riesgo de sufrir acoso escolar.
Queremos atender a:  Alumno 26 -  Alumna 34 - Alumna 53 - Alumna 16.

Pasaremos inmediatamente estos datos al equipo directivo y a EOEP. Además daremos prioridad a citar a las familias de estos alumnos para compartir información y saber rasgos primordiales que en nuestro sociograma no aparecen.
Ante ésta situación y habiendo recogido los datos, deberíamos plantearnos metodologías activas y basadas en el aprendizaje cooperativo para reducir estos rechazos entre alumnos que no olvidemos se encuentran en una línea del tiempo paralela en la que pueden y deben encontrar muchos puntos en común, intereses y motivaciones generacionales así como contribuir unos con otros y compartir sus diferencias desde el respeto y la ayuda.

PRIMERA ACTUACIÓN
Distribuiremos el aula teniendo en cuenta la popularidad de cada uno de nuestros alumnos. Aquellos alumnos en riesgo de acoso deberán contar con la compañía de alumnos populares y que son queridos por el grupo-clase.

SEGUNDA ACTUACIÓN
Llevaremos a cabo actividades de tutoría y dinámicas de grupo como: cariñogramas, alumno tutor, actividades de aprendizaje cooperativo que nos darán información de como avanza la situación, y les ayudará a conocerse mejor, respetar las diferencias y dejar a un lado la competitividad y rechazo por las diferencias de nuestra sociedad.

TERCERA ACTUACIÓN
Por otro lado, trabajaremos con los alumnos que tienen esa actitud pasiva ante las relaciones que pueden establecer con sus iguales, intentaremos mejorar sus habilidades sociales y darle herramientas para relacionarse con los demás sin pudor, miedos ni prejuicios.

Todo ello a lo largo del tiempo y combinando distintas actividades dentro de las distintas áreas de aprendizaje.
Haciendo partícipe a toda la comunidad escolar y especialmente a los profesores que atienden a este grupo-clase.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

MEJORA DE LA CONVIVENCIA EN LOS CENTROS ESCOLARES

El clima escolar tiene comprobados efectos sobre el rendimiento de los alumnos, su desarrollo socioafectivo y ético, el bienestar personal.
Se han encontrado fuertes beneficios sobre el rendimiento escolar. Así estudios realizados destacan al clima emocional del aula como un factor con muy elevada incidencia en el aprendizaje; así, el cómo los alumnos perciban este clima incidiría altamente en su desempeño y nivel de aprendizaje. 

La amplia variedad de beneficios que conlleva promover un buen clima de convivencia en las aulas nos debería animar a invertir tiempo y recursos en diseñar programas a nivel de centro y aula que estimulen la buena convivencia entre los integrantes de la comunidad escolar, que sin duda nos ayudará a alcanzar el logro de las grandes metas de la educación: mejores aprendizajes y desarrollo integral de nuestros estudiantes.